Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Aumentan infecciones respiratorias en zona de influencia de Cerro Verde

De acuerdo con informes de la Gerencia Regional de Salud las IRAs en Uchumayo, Tiabaya, Yarabamba, Hunter y Socabaya se incrementaron. Además, la estación de monitoreo permanente de OEFA advierte que casi todos los días se superan los límites máximos de PM10.

Roberth Orihuela

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) se han incrementado en los distritos ubicados cerca al proyecto minero Cerro Verde. Así lo demuestran los datos de morbilidad a los que tuvo acceso Pancarta.pe a través de solicitudes de transparencia ante la Gerencia Regional de Salud en Arequipa. Las IRAs se elevaron drásticamente entre el 2013 y 2014 —año en que Cerro Verde inició su ampliación— en los distritos de Uchumayo, Tiayaba, Yarabamba, Jacobo Hunter y Socabaya. Además, de acuerdo con la estación de monitoreo permanente instalado por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), las emisiones de Material Particulado (PM10) se superan casi todos los días desde que fue instalado en 2022.

El polvo en el aire de Arequipa

A menos de 10 km de Arequipa, la segunda ciudad más importante del Perú, opera la mina de cobre más importante del país, Cerro Verde. Después que en 1994 por Freeport MacMoRan Copper & Gold INC – que hoy tiene 53% de las acciones de la mina- comprara la mina a la Corporación Phelps Dodge, Cerro Verde aumentó su producción por más de 350%.

Desde entonces hasta hoy la operación ha cometido 33 infracciones ambientales, según OEFA. Fue sancionada y multada en varias ocasiones por no prevenir el levantamiento de polvo causado por la producción. Este polvo puede afectar alos más de 150 mil pobladores que viven cerca a la mina en los distritos de Socabaya, Uchumayo, Tiabaya, Hunter y Yarabamba.

Reportes clave

Los reportes oficiales de la estación de monitoreo de la OEFA, ubicada en el distrito de Socabaya, evidencian que en varias ocasiones se han superado los límites máximos permisibles de Material Particulado PM 10 y PM 2.5. Las consecuencias a largo plazo son enfermedades como asma, males cardiovasculares, dolores de cabeza, reducción de la función pulmonar, fibrosis pulmonar y hasta podría obstruir la circulación de la sangre. 

Entre junio y octubre de este año, casi todos los días la estación ha registrado niveles de PM 10 y PM 2.5 que superan el límite máximo permisible para las leyes peruanas, —100 μg/m3 y 50 μg/m3 por día respectivamente— que son más permisivas que los límites de la ONU. Algunas fechas los niveles han llegado hasta los 191 μg/m3 de PM 10 y 124 μg/m3 de PM 2.5. 

Para Wendy Ancieta, especialista de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), el problema real es que las autoridades peruanas no hacen cumplir las normas ambientales. Explica también que se debería capacitar mejor a los funcionarios para mejorar sus capacidades. Y, sobre la mejora en la normativa, para poner medidas más drásticas de fiscalización, señala que es una cuestión de políticas de gobierno.

Respecto a Cerro Verde, el Programa Ambiental de la ONU señala que el límite de exposición a PM 2.5 por día no debería superar los 5 μg/m3, en Perú la norma permite hasta 10 veces ese valor. Si la minera estuviese operando en Estados Unidos con esos niveles de polución, habría sido sancionada casi todos los días del último año, pues allí la ley establece como límite máximo 7 μg/m3 diarios de PM 2.5. Solo en noviembre, el promedio diario de PM 2.5 de la estación de Socabaya fue de 22.35 μg/m3. 

También puedes leer: El rastro de contaminación de las mineras estadounidenses en Perú

Incrementan casos de IRAs

Luz Guerra, pobladora del distrito de Uchumayo, se ha enfrentado varias veces con la empresa, incluido por el polvo que se asienta en los hogares del pueblo de Congata. En 2019, junto a otros vecinos, solicitaró al municipio de Uchumayo un tamizaje en los ciudadanos, con el fin de descartar males respiratorios y otra afectación al organismo por los metales pesados que pudieran estar suspendidos en el aire y que estarían respirando. El municipio, que recibe dinero de la mina por canon, alegó que no tenía recursos para esto y transfirió el problema a la Gerencia Regional de Salud. Allí ha quedado el pedido.

Además Guerra, insistió en conseguir monitoreos de la gerencia regional de Salud en el pueblo de Cerro Verde publicados previamente. Estos revelan que entre el 2010 a 2021 se han superado los límites máximos permisibles de PM 10 anual; que es de 50 μg/m3. Este fluctúa entre 58 μg/m3 y 116 μg/m3. También, en 2018 logró que el Laboratorio de Investigación y Servicios de la Universidad Nacional de San Agustin (Unsa) realizara un estudio en 2018 sobre material particulado PM 10 y PM 2.5 en la misma zona. Se concluye que en los días monitoreados se sobrepasaba los límites máximos establecidos por las autoridades peruanas y también la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos.

¿Qué pasa en los demás distritos?

De acuerdo con los datos de Morbilidad entregados por la Gerencia Regional de Salud para este reportaje, los casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) se incrementaron en la población que vive cerca a la mina, en especial desde 2014, cuando la empresa inició expandir sus actividades.

Por ejemplo, en Yarabamba, las IRAs pasaron de apenas 29 casos en 2012, hasta 869 en 2016 y 727 en 2019. Solo durante la pandemia del Covid-19 las cifras bajaron debido a la disminución de la atención; pero en 2022 se reportaron 1248 casos de IRAs. En Tiabaya y Uchumayo pasaron de 153 y 421 casos en 2012, hasta los 4046 y 3379 diagnósticos en 2019, respectivamente.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias